sAnTa LuZíA

Situada en la colina de Santa Luzia, en Viana do Castelo, la Basílica de Santa Luzia, se empezó a construir en 1903 y se terminó en 1943, es un proyecto del arquitecto Miguel Ventura Terra. Es de obligada visita por la belleza de la Iglesia y por las vistas que desde allí se divisan.

La última fase de construcción de la basílica, inspirada por la Basílica de Sacre Coeur, Montmartre, París, es dirigido por el arquitecto Miguel Nogueira, quien contó para el trabajo en granito, con el maestro cantero Emidio Pereira Lima.

Fue consagrada por el arzobispo de Braga en 1959.

Está edificada sobre una Planta en forma de cruz griega y su arquitectura tiene elementos de estilo neorrománico, neogótico y neobizantino, está precedida por un amplio atrio y una escalera monumental. Desde la linterna superior de la cúpula central un mirador permite, en días despejados, observar una hermosa e impresionante panorámica de la región sobre el estuario del río Lima, el puerto pesquero, el puente Eiffel, Viana do Castelo y el mar.

El acceso al interior es gratuito.

Lo más destacable es su monumental escalinata, los tres enormes rosetones cuyas vidrieras fueron realizadas por Ricardo Leone de Lisboa, y la cúpula decorada interiormente con frescos que representan el vía crucis y la ascensión de cristo, a la que se puede subir por medio de un ascensor interior y contemplar la excelente panorámica. El altar Mayor está realizado en mármol blanco, y presidido por el Sagrado Corazón de Jesús, obra de Aleixo de Queiroz Ribeiro, los dos querubines del altar mayor, son del escultor Leopoldo de Almeida, esculpidos por Emídio Lima y Albino y Lima, en mármol de Vila Viçosa. En el lateral derecho se encuentra la capilla de Santa Lucia y en el izquierdo la capilla de Nuestra señora del Rosario. El carrillón del templo está compuesto por un espectacular conjunto de 26 campanas. En la parte posterior del templo, entrando por el ábside hay un Museo de arte sacro.

Por dentro la iglesia me encantó, tenía la iluminación justa para destacar las pinturas en el ábside del altar, y la verdad la cúpula también me gustó muchísimo, el fresco que la cubre representa el Vía Crucis y la Ascensión de Cristo y es obra de M. Pereira da Silva.

Por allí estaban, también, unos vendedores ambulantes que vendían dos muñequitos de tela: Manuel y Maruja, que según ellos te darían suerte, así que los compramos.

maruja y manuel

Por fin la visité!!! Tanto tiempo yendo a Viana do Castelo y nunca había subido la Basílica y, además, la visité en la mejor compañía posible: MY LOVE, Chuny.

Like This!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s